*Información para conductores.

Algunos camiones de gran tamaño, por sus propias dimensiones, tiene dificultades para realizar las maniobras en las glorietas. Le explicamos qué sucede cuando su tamaño y el espacio disponible no están en completa consonancia.

Fte:dgt.es

Información para conductores.

Si tienes pensado conducir en el extranjero debes sacarte el carnet internacional.

Para tener la garantía de que puedes conducir en cualquier país fuera de la Unión Europea, es conveniente obtener el Carnet de Conducir Internacional.

Documentación necesaria para realizar la gestión:

  • Permiso de conducir.
  • DNI o Tarjeta de Residencia en vigor. Si has cambiado de domicilio y aún no lo tienes registrado en tu DNI o Tarjeta de Residencia deberás aportar un certificado de empadronamiento.
  • Impreso oficial firmado.
  • 1 fotografía tamaño carné.

Consejos:

Debido a las probables variaciones que pueden existir en la legislación sobre materia de Tráfico de todos los países del mundo, no existe ninguna base de datos de países en los que es absolutamente necesario. Se aconseja solicitarlo cuando vayas a conducir fuera de la Unión Europea. No obstante puedes obtener más información en el consulado u oficina de turismo del país que vayas a visitar.

Impreso para el permiso Internacional de Conduccion

Fte:race.es

Las personas generalmente pierden el oído en forma gradual, sin darse cuenta de lo que les pasa. Al principio preguntan varias veces a su interlocutor que dijo.  Es por eso que llega un momento en que la persona que ha perdido la audición deja de comunicarse, y comienza a aislarse.
Es en ese momento, en el que se debe concurrir a un profesional que determine si es necesario o no el uso del audífono. Los audífonos son necesarios cuando la pérdida de audición es irreversible.

¿Cuáles son las ventajas de utilizar audífonos?

En ocasiones no se usan por un problema de dinero, pero debemos saber que existen unos audífonos económicos y también vamos a ver las grandes ventajas de utilizarlos.

Como dijimos más arriba, la perdida de audición hace que las personas se aíslen. Ya no pueden seguir una conversación completa, siempre deben recurrir al tan odiado ¿qué? o ¿Cómo?
Eso los deprime, los entristece y los frustra, debido a que la falta de audición los condena a un aislamiento involuntario. Las salidas se reducen, no pueden visitar o ser visitados por amigos, o ir al cine. En su casa deben escuchar la televisión a un volumen que nadie de su familia tolera.
La persona que pierde la audición comienza a sentirse sola, y sin salida. Ellos desconocen que ese pequeño artefacto los volverá a conectar con el mundo, les devolverá su independencia, su vida social.
Los audífonos no solo ayudarán a oír mejor, a sentirse conectado. Los audífonos cambiarán su calidad de vida por completo. Les devolverán esa seguridad, la autonomía y todo aquello que creían perdido. Ya no temerán atender el teléfono en el trabajo, o conducir.
Con los audífonos volverán a escucharlo todo, el canto de los pájaros, el sonido del mar, las voces y risas de sus familiares y seres queridos. Descubrirá nuevos sonidos, y rescatará de su memoria otros que creía olvidados. Con él podrá volver a disfrutar de su vida, de largas charlas, de magníficos paseos y de encantadoras películas en el cine.

Fte:salud.facilisimo.com

*Información para conductores.

El Consejo Superior de Deportes (CSD) se compromete, a través de las Federaciones Deportivas Españolas, a condicionar el abono de las subvenciones para desplazamientos a que los transportes colectivos de los deportistas se realicen con autobuses que vayan provistos de cinturones de seguridad.

Por su parte, la Dirección General de Tráfico (DGT) difundirá esta buena práctica a través de campañas de comunicación, haciendo especial referencia a este convenio con ocasión de las campañas de control y vigilancia del uso del cinturón que anualmente programa la DGT, así como en la realización de otro tipo de acciones.

Además, ambas instituciones han acordado la creación de una Comisión de Seguimiento constituida por un representante de cada una de las partes para resolver los problemas de interpretación y cumplimiento que se deriven del presente convenio. La firma de este convenio no supone importe adicional entre las partes, ya que el coste de las actividades que se desarrollarán será asumido con los recursos propios de ambos organismos.

Uso del cinturón en los autobuses

Respecto al uso de los cinturones de seguridad en los autobuses, siempre que dispongan de los mismos, desde 20 de octubre de 2007 es obligatorio para los nuevos autobuses, el Real Decreto 445/2006 establece su uso:

  • Por el conductor y los pasajeros de más de tres años de edad de los asientos equipados con cinturones de seguridad u otros sistemas de retención homologados de los vehículos destinados al transporte de personas de más de nueve plazas, incluido el conductor.
  • De esta obligación deberá informarse a los pasajeros por el conductor del vehículo, por el guía o por persona encargada del grupo, a través de medios audiovisuales o mediante letreros o pictogramas, de acuerdo con el modelo que figura en el anexo IV, colocados en lugares bien visibles de cada asiento.

Fte:dgt.es

*Información para conductores y ciclistas.

Un ciclista rueda por una carretera secundaria, reglamentariamente orillado a la derecha, sobre la calzada pues no hay arcenes en la vía. Por detrás, un coche se acerca. La diferencia de velocidad hace a su conductor tocar el freno y situarse detrás, a distancia. Ésta la primera medida a adoptar cuando encontramos a un ciclista: adecuar la velocidad, ya que siempre seremos más rápidos que él.

Mala visibilidad.

En carretera, la mayor velocidad de circulación, la anchura y el estado del firme, sin olvidar la climatología, pueden complicar un simple adelantamiento a un ciclista: las características propias  de la vía marcan la siniestralidad. El año pasado hubo 1.565 accidentes con víctimas con bicicletas implicadas en vías interurbanas, el 27% del total. Sin embargo en ellos fallecieron 45 ciclistas, el 65% de todos los ciclistas muertos en 2013. Los tramos estrechos, con visibilidad limitada por la vegetación, por edificios cercanos a la vía o por una curva cerrada son lugares donde intentar un adelantamiento puede comprometer la seguridad de todos los implicados, además del riesgo de una colisión frontal (ver infografía).

Bici de frente.

¿Y si quiere pasar a un ciclista y de frente se aproxima otro? Pues, si no es posible mantener la separación lateral mínima -1,5 metros-, no adelante. El Reglamento General de Circulación (RGC) así lo establece (articulo 85): “queda prohibido adelantar poniendo en peligro o entorpeciendo a ciclistas que circulen en sentido contrario”. Y no solo cuando estos ocupan la calzada, sino también el arcén, como subraya la nueva Ley de Seguridad Vial. Y de hecho, los propios ciclistas denuncian la separación lateral insuficiente como la infracción más peligrosa para ellos en carretera.

Y lo cierto es que aún muchos conductores de vehículos de motor desconocen que la norma lo ‘pone fácil’ con tal de evitar riesgos. Póngase a prueba: en una carretera con  marca vial continua y las condiciones adecuadas, ¿es correcto ‘pisar’ la línea e invadir el carril contrario para adelantar a un ciclista? Sí, la maniobra es del todo legal y así lo recoge el RGC para facilitar la separación lateral mínima de un metro y medio, aproximadamente la anchura de un turismo pequeño.

¿Qué debe hacer el ciclista?

En carretera, para el ciclista es obligatorio circular lo más a la derecha posible: por el arcén si existe, es “transitable y suficiente”, o si no “por la parte imprescindible de la calzada”, como establece en RGC (art. 38). Poco más puede hacer cuando va a ser adelantado: evitar las posibles oscilaciones si se presentan baches o piedrecitas en la vía.

Fte:dgt.es

*Información para conductores.

Las enfermedades psíquicas tienen cada vez más auge en nuestra sociedad, sin distinción alguna, por lo que se están convirtiendo en una auténtica epidemia. El estrés y la depresión afectan cada vez más a la población española, y sin lugar a duda son enfermedades que tienen su incidencia en aquellos que son conductores.  

La práctica de la conducción requiere una gran concentración y este tipo de enfermedades disminuye considerablemente la capacidad del conductor para concentrarse en los estímulos externos imprescindibles para una conducción segura.

Dentro de las enfermedades anteriormente descritas, la depresión es una de ellas que se caracteriza por una disminución manifiesta del tono vital y por una apariencia de tristeza. La pérdida de apetito, de peso, insomnio, retardo psicomotriz, disminución sexual, falta de concentración, ansiedad, etc, son algunas de las características de este tipo de enfermedad. Alguno de los síntomas tienen un efecto directo e inmediato con la actividad de conducir, como pueden ser la disminución en la atención, la tendencia al suicidio, las alteraciones en el sueño, el aumento de ansiedad y la irritabilidad, el aumento de la fatiga o la merma en la capacidad de decisión y alteraciones sensoriales.

Si se tiene depresión y se es conductor habitual se debe acudir a un especialista de forma que se determine el tipo de depresión y la terapia a seguir. Si está bajo los efectos de alguna terapia farmacológica debe tenerse en cuenta que estos fármacos pueden producir alteraciones que afecten directamente a la conducción.

Clasificación de tipos de accidentes en las que afectan factores psicológicos

  • Conducción irresponsable: Niños en el asiento delantero, furgonetas con mercancías, hablar en la conducción, fumar, ingerir drogas, alcohol o fármacos en la conducción, etc.
  • Conducción agresiva: Hacer carreras en las vías públicas, cambios bruscos en la velocidad, adelantar sin mantener distancias, etc.
  • Conducción descortés: No indicar debidamente los giros, detenciones, adelantamientos, no dar luces durante la noche, etc.
  • Posición incorrecta: circular por carril inadecuado, no ceder el paso, no atender a las señales, etc.
  • Conducción entorpecedora: Conductores que van de paseo, conductores lentos que no dan paso, atascos de tráfico, etc.
  • Conducción autosuficiente: No dar preferencia de paso, vehículos rápidos, etc.
  • Conducción con visibilidad restringida: Conducción tras ingerir fármacos o drogas, escasa visibilidad en la carretera debido a la lluvia o niebla, adelantamientos en cambios de rasante, etc.
  • Conducción descuidada: Cerrar el paso y dificultar maniobras, no hacer uso de espejos retrovisores.
  • Agresividad en la conducción: la agresividad en la conducción es uno de los factores por los cuales se producen más accidentes de tráfico. Un indicador muy común son los toque de claxon, gestos y comentarios exagerados. Estas manifestaciones agresivas las muestran todo tipo de conductores y no sólo aquellos con especiales rasgos agresivos.

Fte:seguridad-vial.net

*Información para conductores.

Saber calcular el consumo medio que se realiza con el vehículo habitual puede ayudarnos a entender en que situaciones de conducción se consume más combustible e incluso permitirnos mejorar hábitos al volante para reducir poco a poco el consumo haciendo una conducción más eficiente.

Para medir el consumo medio sólo tendremos que tener el cuidado de anotar los kilómetros y los litros rellenados en cada repostaje. En primer lugar hay que llenar el depósito del todo. Con el depósito completamente lleno se pone el cuentakilómetros a cero y comenzará la primera medición que acabará con el siguiente repostaje. No es necesario llegar hasta la reserva para volver a repostar, basta con seguir las pautas habituales. Cuando se realice el siguiente repostaje hay que volver a llenar el depósito del todo, se apuntan los kilómetros hechos y los litros que han cabido en el vehículo.Multiplicando los litros rellenados por 100 y dividiendo el resultado por los kilómetros hechos obtendremos el consumo medio en litros cada 100 km.

Dado que los cuentakilómetros no son a veces muy exactos y que en todos los “depósitos” no se realiza la misma conducción, a veces con más autopista y otras más ciudad, lo ideal es realizar cinco mediciones seguidas como mínimo y hacer una media de todos ellos para saber el consumo medio real que se está haciendo.

Fte:motor.mapfre.es

*Información para conductores.

Se han introducido cambios en las boquillas de llenado de los coches de gasolina y los diésel, pero aún sigue siendo posible equivocarse de combustible y echar diésel en un coche de gasolina o gasolina en un coche diésel.

Equivocarse y rellenar el depósito con el combustible erróneo es una situación que no para de repetirse. Un simple descuido por distracción o por no conocer el vehículo puede ser suficiente. Ten en cuenta que la boquilla del surtidor diésel no cabe en la boquilla del depósito de un coche de gasolina. Al revés sí, porque la boquilla del diésel es más grande. Este error no suele suceder con el coche propio, pero sí se equivoca mucha gente al cambiar de vehículo o al alquilar uno. Si esto ocurre lo primero es no encender el motor o apagarlo lo más rápidamente posible.

Un coche de gasolina no puede funcionar ni con un poco de combustible de diésel, debido al menor refinamiento del diésel y a la combustión por chispa del motor. Sin embargo, antiguamente, cuando los motores no llevaban tanta tecnología, un cochediésel sí podía funcionar con un porcentaje bajo de gasolina. Cuando se equivocaba uno, si no había echado mucha cantidad, con rellenar hasta el tope con diésel el coche podía seguir funcionando. Sólo había que volver a rellenar cuanto antes para ir rebajando al mínimo el porcentaje de gasolina. Hoy en día, con los motores diésel con tanta tecnología y con sistemas de inyectores a tan alta presión, no es posible rodar ni con un porcentaje muy bajo de gasolina. Es mejor no arriesgarse y limpiar el depósito.

Si te has dado cuenta del error mientras rellenas el depósito, no enciendas el motor, llama al servicio de asistencia en carretera que tengas contratado con tu seguro o club automovilista. Te llevarán el coche a vaciar el depósito y limpiar el conducto del combustible. En ocasiones, dependiendo del vehículo, se puede incluso solucionar el problema in situ, sin tener que llevar el coche al taller.

Normalmente, cuando uno se confunde de combustible, no se da cuenta hasta que el motor da problemas y el coche se para. Por ello, si tras salir de una gasolinera, el coche comienza a dar tirones o se apaga, no intentes volver a encenderlo. Lo primero que hay que hacer antes de intentar volver a arrancarlo, es comprobar la factura del repostaje para saber si has metido el combustible equivocado. Si es así, no hay más remedio que llamar a la asistencia en carretera y llevar el coche al taller para que hagan un depurado del circuito del combustible y vacíen el depósito.

Fte:motor.mapfre.es

*Información para conductores.

  • Subviraje.

Se produce cuando el coche tiende a girar menos de lo que indicas en desde el volante al tomar una curva. ¿Cómo controlarlo?

En coches que lleven tracción delantera, todas las fuerzas motrices están concentradas en las ruedas delanteras. Por ello,  disminuye el potencial de fuerzas laterales que actúan sobre el coche cuando tomamos una curva. Así, que los coches con tracción delantera tienen mayor tendencia al subviraje que otros tipos de tracción.

En cualquier caso, el conductor puede “notar” el subviraje, cuando la dirección se vuelve blanda e imprecisa al tomar una curva –tanto cerrada como abierta-, y el coche tiende a irse hacia el exterior de la misma, girando menos de lo que se marca con el volante.

Los motivos pueden ser porque el conductor ha tenido una mala apreciación y ha llegado con exceso de velocidad a la curva, o por un cambio del estado de la adherencia en la calzada, por ejemplo. Para corregirlo, lo que hay que hacer es levantar el pie del acelerador y manejar el volante con la máxima suavidad posible. Así, la velocidad se reduce, y la carga se traslada al eje delantero, recuperando así la adherencia necesaria.

  • Sobreviraje: 

Se produce cuando son las ruedas traseras las que derrapan, y puede acabar provocando el temido “trompo”. ¿Cómo controlarlo?

Cuando en coches con tracción trasera disminuyen las fuerzas de guiada lateral, la parte posterior tiende a derrapar. Normalmente, se debe a un exceso de potencia, desplazamientos de la carga, firme deslizante o fuertes cambios de dirección; también puede producirse sobreviraje al frenar bruscamente con el coche en apoyo.

El sobreviraje se reconoce fácilmente porque el coche gira más de lo que pretendía el conductor, que notará como si la parte trasera quisiera adelantarle. Para que un conductor pueda corregir un sobreviraje, lo que debe hacer es pisar el pedal del embrague si el coche no es automático, y girar rápidamente el volante en el sentido de la derrapada. Esto último se conoce como técnica de contravolante.

Mediante el contravolante se consigue que las ruedas se orienten hacia el mismo lado hacia el que derrapa la parte trasera del vehículo. De esta forma se eliminan  las fuerzas de freno motor que debilitan el potencial de soportar fuerza que tienen las ruedas traseras. En cuanto el giro de volante haga efecto y las ruedas traseras recuperen adherencia, hay que deshacer el giro y volverlo otra vez a su posición para evitar que la zaga deslice y acabe derrapando hacia el lado contrario, lo que provocaría movimientos cada vez más amplios que pueden acabar en un trompo.

Fte:motor.mapfre.es

*Información para conductores.

Existe varios tipos de glorietas que nos podemos encontrar. Uno de ellos, bastante habitual, son las glorietas partidas. Le explicamos cómo debe circular en este tipo de intersecciones si se encuentran sin señalizar.

Las glorietas partidas disponen de dos tramos, generalmente opuestos, que se conectan directamente a través de una isleta central, de manera que el tráfico pasa de un lado a otro y no la rodea. Si no cuenta son señlalización, rige la regla general de prioridad de la derecha. ¿Cómo efectuar el giro?

Coche rojo: Puede optar por girar directamente a la izquierda (desde el carril izquierdo) o rodear antes la isleta. Debe ceder el paso al azul, por estar a su derecha, pero no a los que se acercaran por su izquierda.

Coche azul: para girar a la izquierda, tendría que hacer la raqueta para efectuar el giro; para un cambio de sentido, al estar la vía acondicionada, podría hacerlo directamente a través del eje principal o, en su caso, rodeando la isleta.

 

TRES rotondas 4

Fte:dgt.es