*Información para conductores

Es obligatorio facilitar el paso a los vehículos de emergencias, no hacerlo supone una infracción grave. El actual Reglamento General de Circulación, en sus artículos 67 y 68, reconoce la prioridad de paso de estos vehículos, que están exentos de cumplir determinadas normas de circulación durante el desempeño de su labor, siempre y cuando no pongan en peligro a ningún usuario de la vía. El artículo 69 de este Reglamento recoge la obligación de los conductores de facilitarles el paso “apartándose normalmente a la derecha o deteniéndose si fuera necesario”.

Por tanto, los conductores deben adoptar las medidas adecuadas para facilitar el paso de los vehículos prioritarios en servicio urgente en cuanto perciban las señales especiales (luces y sirena) que anuncian su proximidad. Vehículos prioritarios son los de los agentes de la autoridad, bomberos, asistencia en carretera, ambulancias y servicios de autopista en servicio urgente. El objetivo es permitir a estos profesionales llegar al lugar del accidente con mayor seguridad y lo más rápidamente posible. Este ahorro de tiempo, en el caso de las ambulancias, aumenta las posibilidades de supervivencia de una víctima.

Normalmente deberá apartarse hacia la derecha, pero esto varía en función del tipo de carretera por la que circule. En vías de doble sentido, es decir, una carretera secundaria o convencional de un carril por sentido, échese a la derecha para que el vehículo prioritario circule por el centro. En carreteras de dos carriles por sentido, el del carril de la derecha deberá pegarse a la derecha y el de la izquierda a la izquierda, dejando libre el centro. Y en carreteras de tres carriles por sentido, el de la izquierda deberá arrimarse a la mediana, y los que están en el carril central y derecho, a la derecha.

Fte: DGT

Información para conductores

En entorno urbano

En ciudad y por regla general, evitaremos circular pegados a la derecha ya que en muchos cruces sin regulación semafórica, será mucho más complicado que los vehículos que se quieren incorporar a la vía nos vean correctamente.

Lo mejor es circular por el centro del carril o incluso un poco más a la izquierda, en los dos tercios del carril, con el fin de ser lo más visibles posible para el resto de los conductores. Únicamente cambiaremos nuestra posición cuando nos acerquemos a un semáforo donde nos tengamos que detener momentáneamente.

En ese caso elegiremos por norma general colocarnos cerca de la separación de carriles. Si estamos el primero, podemos también colocarnos a la derecha. Con ello buscamos, por un lado, evitar la zona central de la calzada que suele estar suciaen las zonas de detección del tráfico y, por otra, poder tener una escapatoria si un vehículo no se detiene a tiempo.

Es recomendable observar que el vehículo que nos sigue se detiene correctamente y, hasta entonces, permanecer atentos al retrovisor por si tenemos que hacer una maniobra evasiva. Situados en el centro del carril, con un coche delante, no podríamos evitar quedar entre ambos vehículos con el peligro que ello supone.

En carretera y autopista

Cuando dejamos atrás el entorno urbano, la colocación en el carril por nuestra parte sigue teniendo igual de importancia. Sin tráfico iremos variando nuestra posición en el carril según se acerquen las curvas, abriéndonos a la entrada ymaximizando lo más posible la visibilidad de la curva, con el fin de poder anticipar cualquier imprevisto.

Si dado el caso llegamos a alcanzar un vehículo que circula más lento, debemos asegurarnos por un lado no colocarnos en su punto ciego y, por otro, saber que nos ha visto. La conexión ocular a través de los retrovisores del vehículo es muy importante y, por ello, observaremos si el conductor es consciente de nuestra presencia.

Evitaremos circular centrados en el carril detrás del vehículo por varias razones. La primera es que no tendremos visión de lo que pasa en la carretera delante del vehículo. Si hay algo en el carril, el coche hará una maniobra tal que éste pase entre sus ruedas, lo que lo llevaría justo a la delantera nuestra sin que nos hayamos percatado de ello y sin poder realizar una maniobra evasiva.

Por el contrario, si circulamos cerca de la separación de los carriles (a la altura del retrovisor lateral izquierdo del coche), por un lado seremos visibles por el coche y además, podremos ver lo que ocurre delante de él. En caso de un obstáculo,podremos reaccionar convenientemente según la situación. Por último, estamos en disposición de realizar un adelantamiento de forma rápida en cuanto sea posible.

En autopista circularemos de forma similar a la carretera variando nuestra posición en función del trazado de la vía, aunque excepto que sea una vía de alta montaña, dado el elevado radio de curvatura de las curvas podremos circular por el centro del carril sin ningún problema.

Fte:Circula Seguro

*Información para conductores

Pasar a cierta velocidad un resalto de la calzada es molesto e incluso puede llegar a ser doloroso, dependiendo de cómo de rápido vayamos. Pero no solo eso: si no reducimos la marcha, es probable que estemos sometiendo nuestro coche a un gasto innecesario, pero notable, además de poner en riesgo su correcto funcionamiento. Si queremos ahorrarnos dinero y algún que otro disgusto, es indispensable que aprendamos cómo pasar los badenes y evitar así posibles averías.

1. Su principal función es la de que reduzcamos la velocidad, por lo que esto será lo primero que debamos hacer; pese a esto, nunca es recomendable pegar un frenazo cuando ya estamos casi en el badén, puesto que esto no evitará el golpe.

2. No debemos tocar el embrague ni al subir ni al bajar por el andén, como tampoco la caja de cambios.

3. Pasar el badén en punto muerto al ralentí puede reducir el control que tenemos sobre el coche.

4. Es importante también pasar con las dos ruedas de cada eje a la vez, ya que el peso así se reparte y no se corre el riesgo de deformar la llanta o flexionar de más uno de los muelles de la amortiguación.

Pasarlos a gran velocidad tendrá múltiples consecuencias que no deseamos, empezando por la erosión de las barras estabilizadoras que proveen al coche de firmeza al coger las curvas, y cuyo funcionamiento es esencial; también la carrocería se verá afectada, incluso si no hay contacto directo (que a veces, con el salto es imposible evitar el roce), al sufrir torsiones y retorcimientos que acabarán por deteriorarla.

Fte:Motor Mapfre

Información para conductores

Limpieza

Es obvio, pero a menudo se olvida que la limpieza en el caso del parabrisas del coche no es una cuestión de estética, sino de seguridad y prevención. Es importante limpiar de forma periódica y constante esta zona del coche para que siempre luzca transparente y sin polvo, grasa u otros residuos que empeorarían mucho la visibilidad. Existen productos específicos y adecuados que limpian el cristal sin agredirlo, pero de una forma profunda. Ante suciedades ocasionales, como insectos o lluvia sucia, es importante actuar con celeridad y no dejar que los restos se incrusten en el cristal.

Buen estado

De manera periódica, es importante revisar el estado del parabrisas del coche en busca de posibles arañazos, grietas o pequeñas fisuras. Presta especial atención al estado del parabrisas, si has transitado por terrenos agrestes o carreteras con asfalto estropeado o en mal estado, ya que es muy probable que alguna china haya podido dañar el cristal delantero de tu coche. Ante cualquier desperfecto es mejor actuar rápido y recurrir al consejo y evaluación de los profesionales que decidirán si pueden reparar el cristal o es necesaria la sustitución.

Protección

Los cristales del vehículo, pero especialmente el parabrisas está expuesto a las inclemencias del tiempo tanto en invierno como en verano. La nieve, el granizo y las heladas son grandes enemigos de los cristales de tu coche. Evita los cambios bruscos de temperatura en el limpiaparabrisas y retira el hielo y la nieve siempre de una forma cuidadosa y delicada, recurriendo a métodos seguros.

Limpiaparabrisas

El buen estado de los limpiaparabrisas y sus escobillas es fundamental para que el parabrisas del coche disfrute de su limpieza y uso, por lo que, siempre que sea necesario, debes reemplazar los limpiaparabrisas por unos nuevos para evitar que cuando los pongas en funcionamiento en lugar de limpiar, rayen y estropeen el cristal, dejando restos que enturbian el cristal en vez de limpiarlo. En paralelo, revisa también y asegúrate de llevar siempre el líquido del limpiacristales en un nivel óptimo.

Fte: Motor Mapfre

*Información para CRC’s
Regla nº 1: Sé precavido y no esperes al último momento.
Regla nº 2: Comprálas por la mañana, así si hay algún problema técnico el banco estará abierto. Y el banco puede darte el NRC o cancelar la compra recuperando el dinero.
Regla nº 3: Hazlo todo lo más rápido posible (los servidores de tráfico se atrancan). Incluso a veces tendrás que cerrar todo el navegador y volverlo a abrir cuando se atasca.
Regla nº 4: Busca el “número de justificante” en el paso que introduces la cuenta bancaria. Así si te lo cobran del banco y no tienes el NRC, desde la web de HACIENDA ( https://www2.agenciatributaria.gob.es/es13/h/pago0x7a.html?tip=PRO&con=at&mov=02 ) se puede conseguir el NRC.
Regla nº 5: Cuando te confirmen el pago de las tasas en la web de la DGT, apunta lo primero el NRC, así podrás rescatarlas ( https://sede.dgt.gob.es/es/tramites-y-multas/pago-tasas/pago-de-tasas/consulta-de-pago-de-tasas-realizados.shtml ) si te falla en el envío por correo electrónico o al descargarlas.
Regla nº 6: Curiosea desde la web de tu entidad bancaria si es posible ver parcialmente el número de justificante (por ejemplo en el Banco Santander únicamente hay que añadirle 7915 delante del número de documento para obtenerlo), o quizás incluso el NRC.
Regla nº 7: Para más detalles puedes contratar nuestro soporte ( http://www.equipo-psicotecnico.es/contacto ), estamos acostumbrados a lidiar con los problemas de los centros de reconocimiento.
Equipo Psicotécnico

*Información para conductores

Los frenos se van desgastando con el paso del tiempo, el tipo de vehículo y la forma de conducir. No existe un número exacto de kilómetros para hacer el cambio de pastillas ni de discos de freno, ya que dependerá en gran medida de nuestro vehículo y de la utilización que hagamos de ellos como conductores. Sí se recomienda controlar el desgaste de discos y pastillas cada 20.000 km.

Si los tienes que cambiar ten en cuenta que también tendrás que sustituir las pastillas, ya que tendrán el mismo nivel de desgaste, y que todos los componentes del sistema de frenos –discos, pastilla y latiguillos- se deben cambiar por ejes para asegurar una frenada equilibrada y la estabilidad.

También se debe cambiar el líquido de frenos entre el año y dos años, dependiendo del tipo de líquido utilizado y de la indicación de cada fabricante.

Para evitar un desgaste prematuro en el sistema de frenada se recomienda:

  • Una conducción suave, mantener la distancia de seguridad, reducir la velocidad con anticipación para evitar los frenazos bruscos, disminuir la carga del vehículo y utilizar otras técnicas de frenado alternativas al uso del pedal del freno.
  • ¿Cómo reducir la velocidad? Siempre que sea posible se tiene que usar la técnica del freno motor, en la que los frenos no intervienen, es decir, deja rodar el vehículo por su propia inercia con una marcha metida y sin pisar el acelerador. El pedal del freno lo debes utilizar para efectuar correcciones necesarias para acomodar la velocidad o para la detención final. De esta manera, se consigue un frenado progresivo con un mínimo desgaste del embrague y de la caja de cambios. Y no sólo eso, también lo notará tu bolsillo porque el consumo de combustible también será menor.

También se puede aminorar la marcha del vehículo con la caja de cambios, sobre todo en descensos prolongados. Pero ¡cuidado!, reduce de marcha cuando el motor baje de 2.000 revoluciones por minuto.

¿Notas vibraciones en el freno, el tacto duro o demasiado blando? Son algunos de los síntomas de que el sistema de frenado está en mal estado. También puedes sospechar cuando el recorrido es más largo o corto de lo habitual en el momento de accionarlo o cuando el pedal del freno no recupera su posición inicial de un modo automático.

Más clara es la necesidad de acudir a un taller cuando directamente notas que el coche frena mal, pierde líquido de freno o si cuando frenas el coche tiende a ladearse.

Fte: Circula Seguro

*Información para conductores

Los conductores deben tener presente  cómo funcionan los semáforos con cámara para no arriesgarse, tanto por la sanción que supone saltarse uno de estos semáforos como por lo peligroso de la situación, ya que este tipo de dispositivos, según la DGT, están colocados en lugares especialmente inseguros o zonas que suelen resultar peligrosas o de intensidad circulatoria especialmente alta.

Para entender la función de los semáforos con cámara, pero también la forma de sancionar de estos dispositivos es esencial conocer y controlar cómo funcionan.

  • Los semáforos con cámara constan de dos elementos esenciales que están comunicados entre sí para trabajar de forma conjunta: el propio semáforo y la cámara.
  • La cámara de vigilancia se sitúa en un poste antes del semáforo, a unos 10 o 15 metros  delante del mismo, y es visible, no está oculta.
  • Hay tantas cámaras de vigilancia en estos dispositivos como carriles tenga la calle o vía que vigila, y una más encargada de tomar planos generales de todo el espacio.
  • Todos los semáforos con cámaras deben estar convenientemente señalizados y señalados para que el conductor sepa de su presencia, igual que ocurre con los radares fijos en carretera.
  • Las cámaras graban y fotografían a los vehículos que rebasen el semáforo en rojo, y automáticamente la imagen llega al centro de control para que se expida y tramite la correspondiente sanción.

Estos semáforos se ubican en los puntos de la ciudad donde pueden ser más útiles como:

  • Pasos de peatones en intercesiones de zonas muy transitadas, donde es habitual que los coches no respeten el paso de los peatones con frecuencia o se apure demasiado el tiempo de los semáforos con el consecuente peligro.
  • Vías anchas con muchos carriles en las que los conductores pueden verse con la libertad de sobrepasar las velocidades permitidas, y los semáforos como consecuencia.
  • Semáforos ubicados al final de pendientes o calles con demasiada cuesta en donde los vehículos guiados por la inercia, suelen llegar a velocidades superiores a las recomendadas.
  • Puntos, lugares e intersecciones especialmente peligrosas, puntos negros donde ya se hayan producido atropellos y/o graves accidentes, a pesar de existir un semáforo convencional o un paso de peatones.

Fte: Motor Mapfre

*Información para conductores

La Dirección General de Tráfico ha puesto en marcha la quinta versión del Acceso Telemático de Externos (ATEX 5), una herramienta que permite a los ayuntamientos y a otros actores externos la consulta de información relativa a conductores y vehículos.

Esta nueva versión que cumple con todos los parámetros legales relativos a la protección de datos y servicio de consulta, es más avanzada tecnológicamente y da un mayor servicio a los ayuntamientos incorporando datos sobre los vehículos que hasta entonces no se recogían como pueden ser los medioambientales, y que les pueden servir para gestionar mejor su parque de vehículos. También se incluye en esta nueva versión, información relativa a matrículas extranjeras en aplicación de la Directiva de Intercambio Transfronterizo de Información y datos de los vehículos.

Para realizar el proceso de adaptación a la nueva versión ATEX 5, los ayuntamientos y demás sectores externos disponen hasta finales de año para proceder a actualizar la versión, teniendo en cuenta, que a partir del 1 de julio las anteriores versiones dejarán de tener soporte y serán cerradas el 31 de diciembre de 2016.

Para dar a conocer esta información y el procedimiento a seguir, la DGT está enviando a los ayuntamientos una carta informándoles de la obligación que tienen los ayuntamientos de actualizarla, ya que en caso de no hacerlo no dispondrán de acceso a los registros de conductores y vehículos de la DGT.

Fte: dgt

Información para conductores

Junto con el cinturón de seguridad y la correcta posición del asiento, el reposacabezas es uno de los elementos de seguridad pasiva más importantes del coche. Para que realice su cometido de forma correcta es necesario ajustarlo en función de la altura del pasajero.

En caso de sufrir un accidente de tráfico de alcance por la parte de atrás, el reposacabezas se encarga de evitar el efecto látigo y reduce en la medida de lo posible las lesiones cervicales. Si este elemento de seguridad no está bien colocado, bajo estas circunstancias las vértebras cervicales se verán dañadas gravemente por el fuerte movimiento que experimenta el cuello en caso de colisión. Esto puede derivar en importantes lesiones o incluso la muerte.

¿Cómo se ha de colocar el reposacabezas?

Si no sueles circular en un coche que cuenta con un sistema de reposacabezas activo que en caso de accidente se mueve automáticamente hacia delante, es preciso que sepas cómo se debe colocar este elemento de forma correcta:

– Para fijar la altura hay que comprobar que el borde superior se encuentra entre la parte alta de la cabeza y los ojos.

– La distancia entre la cabeza y el reposacabezas no debe ser superior a 4 centímetros.

Además de estas indicaciones, es importante recordar que la cabeza no puede ir apoyada sobre el reposacabezas ni tampoco demasiado alejada del mismo para que en caso de sufrir un choque, los daños no se agraven.

A pesar de la importancia que supone llevar el reposacabezas debidamente colocado, una gran parte de los conductores no prestan la suficiente atención a este aspecto. Del mismo modo, recuerda ajustarlo después de que haya sido utilizado por cualquier otro ocupante con el fin de adaptarlo a tu altura concreta.

Fte:Motor Mapfre